Para el mochilero actual no existen límites o lugares a los cuales no puedan visitar, siempre traen consigo esa hermosa disposición de conocer y saber. El mochilero es un alma libre que experimenta cada rasgo de una cultura sin importar las condiciones a las que se puedan enfrentar, es alguien valiente cuyo propósito es conocer hasta los lugares más inimaginables del mundo, por eso cada vez vemos más en las calles de nuestras ciudades, enamorándose cada vez mas de nuestros platos, de cada fruta, de cada estructura y de cada montaña.

Recorrer todo Latinoamérica es sin duda uno de los sueños que muchos de los mochileros tienen, un continente que debido a la semejanza en cuanto a paisajes, arquitectura y costumbres, hacen que casi parezca un solo país.

Un mochilero, para decir con exactitud, no tiene preferencias en cuanto a que visitar, él siempre está a la expectativa y lo que si siempre hará, será seguir recomendaciones de los habitantes locales, otros mochileros o de internet.

Chile es un destino indiscutible en los viajes de un mochilero y si alguien empezara a ser mochilero, le resultara ser un buen destino para iniciar. Lo mejor sería empezar por lugares que garantizan una gran experiencia, o sea, cada lugar al que se visita, porque todos generan una sensación distinta.

Achibueno:

Los países latinoamericanos son un poco similares en cuanto a todas sus zonas montañosas, tienen cerros, nevados, varios comparten cordilleras y también tienen montañas representativas. Localizado en la Provincia de Linares, en Chile, esta Achibueno, un gran conjunto montañoso cuyo paisaje está conformado por verdes bosques, frescas cascadas y las aguas cristalinas del rio Achibueno. Una combinación que da como resultado un gran evento para tu historia.

Este tipo de aventuras, son ideales para los mochileros que disfrutan de los lugares de amplia naturaleza. Generalmente traen consigo largas caminatas, escalada, torrentismo, kayak, visita de cuevas, lagos entre muchas otras actividades de carácter aventurero.

La distancia de este recorrido son en total 64 kilómetros y su dificultad es media. No es necesario tener un excelente estado físico pero si es bueno tener  experiencia en cuanto al trekking, ya que serán 5 días de trayecto.

Salamanca:

Para quienes prefieren un plan más citadino, está la ciudad de Salamanca. Una clásica ciudad ubicada a 320 kilómetros de la capital Chilena que también está rodeada de valles y verdes cerros pero que puede ser un poco más fácil de recorrer, ya que sus paisajes dan la posibilidad de ser recorridos en bicicleta.

Salamanca es una ciudad llena de misterio y aventuras, que ofrece una rica gastronomía y una variedad de hostales en los que fácilmente cualquier mochilero se puede hospedar.

Para ir a la ciudad desde Santiago es muy fácil, puedes acceder a ella por medio de transporte público o por vehículo particular. Si Salamanca se encuentra escrita en tu lista de lugares de visitar, deberías chequear estos sitios:

  • La Raja de Manquehua
  • La Plaza de Armas
  • Visita las Productoras de Chicha y Chacolo (Licores tipicos)
  • Petroglifos
  • Embalse Corrales
  • Y si visitas Salamanca entre enero y febrero, deberías ver la posibilidad de asistir al Desafío Cruce Cordillera de los Andes, Barreal-Salamanca.